• Precio rebajado
Ser feliz no necesariamente es cómodo

Ser Feliz no Necesariamente es Cómodo

Creer que para ser feliz hay que sentirse bien siempre y vivir en todos sus aspectos la vida con la que se ha soñado, es una ilusión que impide a muchas personas saborear plenamente los momentos de felicidad que jalonan su vida. Es también una trampa en la que más de uno permanece atrapado durante mucho tiempo...

15,44 €
16,25 €
-5%
15,44 €
16,25 €
-5%
Cantidad
Cantidad

Gastos de envío (Estados Unidos)

DHL (Internacional): 20,00 €

Entre 2 y 3 días hábiles. Con seguimiento de pedido.

Pagos 100% seguros

Ficha técnica

  • Año de publicación 2006
  • Editorial SalTerrae
  • Edición 1
  • Número 92 Proyecto
  • Páginas 248 Págs.
  • ISBN 978-84-293-1632-2
  • Encuadernación Rústica

Creer que para ser feliz hay que sentirse bien siempre y vivir en todos sus aspectos la vida con la que se ha soñado, es una ilusión que impide a muchas personas saborear plenamente los momentos de felicidad que jalonan su vida. Es también una trampa en la que más de uno permanece atrapado durante mucho tiempo... Thomas d?Ansembourg ha identificado diversas «trampas anti-felicidad», tanto en su propia vida como en la de las personas a las que él acompaña. A lo largo de los años, ha ido analizando metódicamente su mecánica y ha descubierto cómo se manifiestan cotidianamente en nuestros hábitos de vida y en nuestra manera de pensar. Con la ayuda de ejemplos concretos, nos invita a tomar conciencia de dichas trampas que limitan nuestra vida y nos propone una serie de aprendizajes prácticos para liberarnos de ellas. Si estas dos etapas no necesariamente son siempre cómodas, sí son esenciales, sin embargo, para aprender a superar las dificultades y los sufrimientos de la vida, así como para sentir un bienestar interior cada vez mayor. THOMAS D?ANSEMBOURG es autor del best-seller Deja de ser amable: ¡sé auténtico!, publicado también por la Editorial Sal Terrae. Después de su formación en derecho, fue asesor jurídico durante varios años y, posteriormente, animador de una asociación para jóvenes con problemas. Su pasión por las relaciones humanas y la búsqueda de sentido le llevó a practicar la psicoterapia y a enseñar «comunicación no violenta» según el método de Marshall Rosenberg. Hoy es sumamente apreciado como conferenciante y formador, tanto en Europa como en Québec y en Marruecos.