Luchas de poder en los orígenes del cristianismo

12,02 €
12,02 €
Cantidad
Cantidad
No hay suficientes productos en stock

Gastos de envío (Estados Unidos)

DHL (Internacional): 20,00 €

2/7 días hábiles


La Primera Carta a Timoteo no es atractiva para las mujeres. En ella se les prohíbe enseñar (2,12), y a algunas se las describe como chismosas y ociosas (5,13). Su discurso retórico es patriarcal y verticalista. Frente a este texto bíblico, el lector o lectora puede optar por una actitud de rechazo a secas, o bien por preguntarse acerca de las razones que motivaron la Carta. Este libro se decanta por la segunda postura.

Una lectura detenida de la Carta permite observar fuertes tensiones en una comunidad cristiana de finales del siglo I. Hay luchas de poder entre mujeres ricas y presbíteros, que son una mezcla de género y clase social, en medio de una situación muy compleja en la que entran en escena otras enseñanzas telógicas y una sociedad imperial romana hostil a las comunidades cristianas. Parece que los ricos, especialmente las mujeres benefactoras, se están imponiendo cada vez más en la comunidad y, por otro lado, las novedades teológicas están resultando muy atractivas, especialmente para las mujeres.

La carta es, pues, circunstancial y se puede disentir de ella. Algunos versículos han tenido repercusiones drásticas contra las mujeres y otros sectores discriminados por la Iglesia y la Sociedad. El objetivo del presente libro es reconstruir la situación que subyace al texto para entender mejor el discurso y, de ese modo, disentir de aquellas partes de la Carta que oprimen a las personas, se alejan de los principios del evangelio y van contra la voluntad de un Dios solidario.

Ficha técnica