Grupo de Comunicación Loyola

El amor, al centro de la familia

El amor, al centro de la familia

Desde que vio la luz la exhortación del papa Francisco Amoris Laetitia, 2016, la iglesia afronta la tarea de fortalecer el amor y ayudar a sanar las heridas dentro de la familia. Tal es así, que el Encuentro Mundial de las Familias de 2018, dirige el amor a su centro y conecta con el núcleo del documento pontificio que tan profundamente ha calado. La exhortación es la raíz e impulso de inspiradoras propuestas que en este marco se presentan: “Ninguna pareja, ninguna familia es perfecta. Todas necesitan la gracia de Dios, todas son amadas por él y a todas la Iglesia ofrece el acompañamiento pastoral para su camino”, explica el prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, el cardenal Kevin Farrell. Desde esta perspectiva, el encuentro es en realidad, un crisol de experiencias extraídas de diversas situaciones y en distintos países. Personas que, con humildad y confianza, se esfuerzan en crecer; familias que viven situaciones de fragilidad e imperfección, y familias que viven lo cotidiano con normalidad.

En sintonía con Amoris Laetitia también el Grupo de Comunicación Loyola ha editado numerosas publicaciones cuyos autores son grandes conocedores de la enorme riqueza de la familia. Algunos de ellos estarán presentes en este encuentro ofreciendo una palabra que contribuya a dirigir ese amor al centro de la familia. Fernando Vidal y James Martin son dos de ellos presentes con sus reflexiones.

El primero, autor de El reloj de la familia y La revolución del padre, es sociólogo y el director del Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia Comillas. Su conferencia "Discernir en Familia: los lenguajes del corazón" se enmarca en la sesión presidida por el cardenal Tagle, autor de El riesgo de la esperanza. Para Vidal, en el mundo de hoy, formar la conciencia significa dar capacidades a las familias para discernir juntos. El discernimiento no es un asunto sólo individual sino que “debemos ayudar a saber hacerlo en cada relación familiar y en el propio grupo familiar”.  El gran desafío de la pastoral que implemente Amoris Laetitia es el discernimiento. Es clave para la acogida, el acompañamiento y la integración. Necesitamos líderes y formación que lleven el discernimiento al ADN de cada lugar y hogar de la Iglesia.

Por su parte, James Martin SJ publicará el próximo otoño Tender un puente. Cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBTI pueden entablar una relación de respeto, compasión y sensibilidad, la edición en castellano del libro Bulding a Bridge.  Su conferencia en el Encuentro Mundial de las Familias vino del Vaticano que le propuso abordar la forma de mostrar 'respeto' y 'bienvenida' a los católicos LGBT y sus familias. Mucho de lo hablado provenía del libro, en especial la idea de aprender a escuchar las experiencias de los homosexuales católicos y sus padres. Pero, además, ha preparado su charla recogiendo las prácticas de parroquias conocidas por su acogida de LGBTI católicos para compartirlas con quienes trabajan en la pastoral parroquial. “El corazón del libro y de la charla radica en el entendimiento de que los católicos LGBTI son tan parte de la iglesia como el  Papa, el obispo local o yo. Y así tenemos el deber de ayudar a que se sientan bienvenidos en lo que es, después de todo, su iglesia".