Transformarse en tiempos complicados

Una de las consecuencias del confinamiento en casa es que vivimos más de cerca la incertidumbre. Muchas cosas están cambiando de golpe. Y casi todos podemos compartir una misma pregunta: ¿y ahora qué? 

Estas semanas en casa nos dan también un tiempo extra para leer, reflexionar y tratar de conocernos mejor. Porque de esta gran crisis solo podremos salir de verdad si aprendemos a sacar lo mejor de nosotros mismos. Si aprendemos a ser personas capaces de crear nuevas oportunidades para un mundo mejor.

Filtros activos